top of page

¡FELIZ 46° ANIVERSARIO SACERDOTAL PADRE CESAR BUENDÍA!


Nuestro director se ordenó el 29 de mayo de 1977



PADRE CESAR BUENDIA ROMERO

El padre Cesar Buendía nació en Soria en la zona de Castilla – España, su padre un profesor de un colegio parroquial le dejó una huella imborrable por su dedicación al trabajo y su mamá que se casó joven a los 18 años fue una abnegada ama de casa, tuvieron 10 hijos, y cuando tenía 20 años nació el padre Cesar. De niño era un poquito movido y entonces se pensaba que no sería sacerdote hasta que el Señor lo llamó y le dijo a su padre con mucho miedo pensando que no le iban a aceptar escuchó: "Papá, yo también quiero entrar en el Seminario"; pues su hermano mayor había entrado, y él tenía entonces 8 años su padre se rió bastante; pero su párroco dijo: "¿Y si Dios le llama?". El niño Cesar ingresa al Seminario Menor en Moncada a los 10 años y a los 11 conoce a su compañero, amigo y hermano en la fe el padre Vicente Folgado, fue acólito del querido Monseñor José Gea y allí estuvo hasta los 18; después estudió toda la secundaria. Luego, estudió Filosofía y Teología, tuvo su crisis, como es lógico, pues habiendo sido muy joven pensaba que no había sido del todo consciente; entonces tenía su crisis de saber si eso era a lo que Dios me llamaba o se le había ocurrido y no lo había madurado; entonces, estudio pedagogía en las vacaciones. A los 24 años fue ordenado sacerdote y lo llevaron a unos pueblecitos de Valencia; después de diez años de estar de labor sacerdotal, se encontró con los Catecúmenos (del Camino Neocatecumental) y los llamó a la parroquia pues necesitaba ayuda y entonces ellos lo ayudaron mucho, le hicieron ver la voluntad de Dios y la Providencia en toda su vida. El padre Cesar tiene 2 hermanas, que también apostaron por la vida religiosa una en Chile con las Hermanas Contemplativas Dominicas y otra hermana en el distrito de Barranco con las Franciscanas de la Inmaculada ratificándonos una vez más que si invitamos al Señor en nuestras familias seguirá suscitando muchas y santas vocaciones religiosas.

Cuando contaba con 40 años al cabo de unos años, el Obispo de Valencia le dijo "por qué no te vas a Cuba" y él dijo "espérese un poquito porque mi padre seguramente morirá pronto". Su padre murió y se presentó al Obispo, pero al año siguiente los enviaron al Perú en labor misionera junto a su amigo Vicente específicamente al distrito de Puente Piedra pero como los caminos del Señor son inexplicables, a invitación del Arzobispo de Lima Monseñor Vargas Alzamora fueron destinados al distrito de Los Olivos y es ahí donde nuestra naciente Parroquia adquiere un dinamismo sin igual pues bajo el amparo de Santa María con la advocación de la PROVIDENCIA nos proveyó de un sacerdote que no deja de trabajar desde la mañana hasta la noche, misas, confesiones, colegio, universidad, preparación de catequistas, un fin de semana en un retiro, charlas prematrimoniales, comunión a los enfermos, etc. eso lo convierte en un infatigable apóstol no sólo para la iglesia sino para toda la comunidad.

Es curioso ver al padre Cesar en la misa con los alumnos de San Vicente Ferrer contando un cuento a los niños o haciendo sus preguntas a los fieles en cada homilía para que entendamos fácilmente la palabra del Señor y horas más tarde hablar en la Universidad sobre Escatología (los últimos tiempos), sus clases de hebreo y griego, luego publicar en Facebook el evangelio del día. Y todo esto lo hace por el placer que tiene el padre hacia la lectura, incluso son incontables los libros que posee en su biblioteca, pues esto alimenta su riqueza intelectual, necesaria en nuestra iglesia para iluminar a los fieles y fortalecer nuestra fe.

Estimado padre Cesar, la comunidad en general de la IE Parroquial San Vicente Ferrer le agradece en esta fecha su compromiso con la educación en el Perú, pues muy aparte de su labor sacerdotal, usted también ha dedicado muchos años de su vida en lo que hoy tenemos como colegio no sólo en infraestructura, sino en la calidad en el servicio a los necesitados.

Finalmente menciono a San Juan María Vianney el famoso Cura de Ars, que también es el patrono de los sacerdotes, él decía: “EL BUEN SACERDOTE ES EL TESORO MÁS GRANDE QUE EL BUEN DIOS PUEDE CONCEDER A UNA PARROQUIA” nosotros estamos convencidos que tenemos a un buen sacerdote en Ud. Padre Cesar; ore por nosotros que también toda la comunidad ora por Ud. y por todos los sacerdotes que lo acompañan. ¡FELIZ 46° ANIVERSARIO PADRE CESAR BUENDÍA ROMERO!.



Profesor Nelson Chumpitaz Aliaga con datos proporcionados del Padre Vicente Folgado


194 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page